911 36 87 63
1ª VALORACIÓN GRATUITA

¿Cómo identificar una Tarjeta Revolving?

Imagen del artículo

Tarjetas Revolving

Nuestro Bufete es especialista en la defensa de afectados por créditos revolving.

Los abogados especialistas en tarjetas revolving están más que habituados a estudiar casos de usura relacionados con esta forma de financiación. Identifican cuáles son los créditos revolving, que efectivamente se pueden reclamar por considerarse abusivos para el consumidor.

Sin embargo, los usuarios no cuentan con tantas herramientas para detectar que se encuentran ante un producto financiero denunciable. De hecho, la mayoría de ellos firman el contrato del préstamo sin pensar apenas en sus implicaciones y, por supuesto, sin consultar antes las condiciones con los abogados de tarjetas revolving especializados.

Características comunes en las Tarjeta Revolving

Para evitar cualquier contratiempo o problema asociado a un crédito revolving, lo recomendable es solicitar el asesoramiento de un profesional especializado. Es conveniente, además, tener en cuenta que existen ciertos rasgos o características muy particulares que comparten la mayoría de créditos revolving. Teniéndolos en mente, el usuario será capaz de identificar a una tarjeta revolving al instante, antes de firmar.

Nuestros abogados están especializados en todo tipo de productos bancarios y financieros, cláusula suelo, reclamaciones IRPH etc. ¡No lo dude, consulte con nosotros!

Técnicas de promoción agresivas

Las campañas promocionales que ponen en marcha quienes ofrecen tarjetas revolving se distinguen por ser especialmente agresivas. Son conscientes de que se dirigen a aquellas personas que no han podido obtener financiación por otras vías. Su situación es mucho apremiante y están dispuestos a escuchar cualquier oferta.

Por ejemplo, es muy frecuente que estas campañas publicitarias se refieran insistentemente a cuestiones como las siguientes:

  • Las vacaciones soñadas.
  • El regalo ideal para esa persona especial.
  • Ese capricho tan merecido.

La promoción de este producto financiero se basa fundamentalmente en sentimientos, en deseos que todos alguna vez hemos tenido. Y así es como logran captar la atención del usuario.

Las cuotas bajas, el principal reclamo

La mayor parte de los abogados especialistas en tarjetas revolving destacan este como el mayor reclamo (y, a la vez, el riesgo más claro), de estos micropréstamos. De hecho, en la poca cuantía mensual que los clientes han de abonar es en lo que más suelen incidir los comerciales de las entidades de crédito.

Sin embargo, estas cuotas tan extremadamente bajas y, por consiguiente, tan fáciles de asumir por el consumidor, esconden el verdadero problema de las tarjetas revolving: los plazos de amortización. Habitualmente, estos son excesivamente largo y los usuarios se pasan demasiado tiempo pagando su deuda, que en realidad no parecía tan alta. La razón no es otra que, precisamente, los altos intereses de las tarjetas revolving.

Intereses muy elevados

Los intereses tan excesivamente altos que suelen esconderse tras las atractivas cuotas de las tarjetas revolving se sitúan en torno al 20 y el 25 %. En los casos más sonados, estos han llegado a ser del 27 %. Sin embargo, hablamos de una información que muchas veces desconoce el consumidor, al que solo se le informa acerca de la pequeñísima cantidad que ha de pagar mes a mes.

Pero este punto es una de las claves. Tanto, que el Tribunal Supremo se ha pronunciado recientemente al respecto, a raíz de una de las miles reclamaciones por tarjetas revolving que han recibido. En concreto, se considera que el tipo de interés de estos préstamos no debería ser superior en ningún caso a la media que recoja el Banco de España. En este caso, hablamos de un máximo del 20%.

Engañosa impresión de "gratuidad"

Otra de las características comunes de estos micropréstamos es que van acompañados de un sinfín de servicios "gratuitos", que en realidad sí suponen antes o después un coste para el usuario. Lo más frecuente es que se oferte la tarjeta revolving como un producto sin gastos asociados, pero esto no siempre es así. Hay que revisar muy bien:

  • Los costes de mantenimiento: en muchos casos el primer año estos costes son nulos, pero a partir del segundo año sí se aplican.
  • La retirada de dinero en efectivo: habitualmente se le dice al cliente que sacar dinero no tendrá coste. Y no es del todo falso, porque lo que se grava es el importe extraído, no el hecho de disponer del dinero.

Estas cuestiones a menudo pasan desapercibidas por culpa de la falta de transparencia a la hora de comercializar estos préstamos. Esta es, de hecho, parte fundamental de prácticamente todas las reclamaciones por tarjetas revolving.

Incitación al consumo por parte de la entidad

Otra práctica usual de las empresas que venden estos microcréditos es la de animar constantemente a realizar compras con la tarjeta. Cualquiera de los abogados de tarjetas revolving que atienden a diario estos asuntos alertaría acerca de la insistencia de las entidades en que sus clientes utilicen más la tarjeta para sus compras diarias.

Esto tiene un motivo, y es que si detectan que el usuario de la revolving va poco a poco amortizando el capital pendiente, automáticamente los intereses se reducirán. Por eso, la solución para la entidad es que este continúe gastando sin parar.

Teniendo en cuenta estos consejos es mucho más fácil evitar caer en la "trampa" que a veces suponen estas tarjetas de crédito. Sin embargo, lamentablemente, muchas veces es tarde y lo único que puede hacer el consumidor es reclamar por sus tarjetas revolving.

Pero tenemos una buena noticia: a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo, interponer una denuncia por tarjetas revolving tiene muchas probabilidades de éxito. Sobre todo, si la reclamación se realiza con la ayuda especializada de un abogado experto en la materia.

En el siguiente artículo veremos cuáles son las posturas oficiales sobre las tarjetas revolving y los pronunciamientos efectuados al respecto.