910 05 39 15
1ª CITA GRATUITA

La tasa de alcoholemia ¿Cuándo es delito penal?

Estudiamos en este artículo cuando superar la tasa de alcoholemia supone un delito penal.

+20 años de experiencia

Equipo de letrados expertos en alcoholemias y juicios rápidos por alcohol y drogas.

Garantía y eficacia

Nuestro objetivo es rebajar y, en la medida de lo posible, disminuir e incluso retirar por completo las penas y sanciones.

Los mejores precios

Precios competitivos y ajustados. Consulta gratuita con nuestros juristas en nuestro despacho.

910 05 39 15
¡Solicite cita gratuita!

Expertos en alcoholemias

En este artículo queremos analizar cuáles son las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, en nuestra finalidad de dar información de utilidad en este caso, para los conductores.

Confíe su caso a un Despacho de Abogados Penalistas con más de 20 años de experiencia en Derecho Penal, defendiendo todo tipo de delitos relacionados con la seguridad vial.

Allende Abogados es la mejor solución para su problema, aunando unos precios competitivos y ajustados con profesionales totalmente cualificados.

  • Positivos en alcoholemia
  • Conducir bajo efectos de estupefacientes
  • Conducción temeraria
  • Conducción sin carnet o sin puntos

Somos abogados expertos en juicios por alcoholemias

Delito penal en positivo por alcoholemia

La primera idea importante es que conducir con un nivel de alcohol en la sangre superior al permitido puede ser sancionado con un delito penal. En vía penal tenemos que conocer los siguientes aspectos importantes:

En definitiva, podemos separar dos supuestos en los positivos por alcohol: si el conductor tiene una tasa de alcohol superior a la permitida pero no llega a 0.6 mg/l y no manifiesta indicios de conducción bajo la influencia del alcohol, nos encontramos ante una infracción administrativa. Por el contrario, si hay conducción bajo la influencia de sustancias, o la tasa es de 0.6 mg/l o más, aquí nos encontramos ante un delito contra la seguridad del tráfico, en el que el conductor se verá inmerso en un procedimiento penal como imputado en un delito. Si el conductor circula con un exceso desproporcionado de velocidad, estamos ante un delito agravado considerado temeridad manifiesta.

Nuestros abogados especialistas en delitos por alcoholemia y drogas le pueden asesorar de cara a juicio, poniendo toda nuestra experiencia a su disposición.